We use cookies on the site for our own business purposes including keeping track of your preferences and collecting aggregated statistics to analyse how our site is used. By using this site you agree that a cookie is stored.

Disfrute de la mejor experiencia VISUAL

Cuidar de sus ojos conlleva hacer todo lo necesario para conseguir que disfrute de una visión perfecta. Las lentes SEIKO se fabrican a medida para cubrir las necesidades específicas de cada persona, asegurando así una nitidez total. En lo que se refiere a su visión, el único camino al que mirar es hacia delante.

¿Necesito lentes progresivas?

¿Tiene dificultades para leer mensajes de texto, etiquetas de comida u otra letra pequeña? Es bastante común que la mayoría de las personas con más de 45 años tengan presbicia o vista cansada. En la mayoría de los casos, necesitará visitar a su óptico para que le realice un examen visual y le ofrezca una solución.

El uso de lentes progresivas le permite ver de manera nítida a cualquier distancia con un único par de gafas. Estas lentes crean una transición gradual entre la visión de lejos, a media distancia y de cerca. Además, eliminan las líneas visibles que normalmente encontramos en las lentes bifocales. Gracias a este diseño continuo, nadie notará que son gafas de lectura.

Acostumbrarse a las nuevas gafas

Es normal que se sienta abrumado por la claridad y la nitidez de su visión cuando empiece a llevar sus gafas nuevas. Es posible que le provoque un ligero malestar, ya que puede sentirse mareado, pero esa sensación suele desaparecer en una o dos semanas.

Mueva sus ojos, no la cabeza

Al principio, es posible que sienta mareos por mover los ojos en lugar de la cabeza. Es muy importante que, durante el periodo de adaptación, se esfuerce por acostumbrarse a mover los ojos de manera natural.

Llévelas todos los días

Cuando reciba las gafas nuevas, sus ojos necesitarán tiempo para adaptarse.  Propóngase llevarlas todos los días durante una o dos semanas para que pueda acostumbrarse a ellas.

¿Todavía se siente incómodo?

Si después de dos semanas todavía se siente incómodo, póngase en contacto con su óptico. En estos casos, es posible que sus gafas necesiten un ajuste adicional para que se adapten perfectamente a sus condiciones de visión y uso.

¿Con qué frecuencia debería examinarme la vista?

Los exámenes visuales son claves

Realizarse exámenes visuales de forma regular no solo le indicará si necesita gafas nuevas o una nueva graduación, sino que también le ayudará a revisar la salud de sus ojos. Su óptico podría detectar indicios de algún trastorno ocular antes de que los síntomas sean visibles.

Exámenes regulares

Los ópticos recomiendan que todo el mundo se haga una revisión ocular aproximadamente cada dos años, aunque dependerá de la edad, de los factores de riesgo y de si necesita lentes graduadas. Es particularmente importante que las personas de la tercera edad se hagan revisiones anuales para ayudar a evitar el desarrollo de enfermedades oculares. 

Más exámenes habituales

Si en su historial familiar existen antecedentes de alguna enfermedad ocular, diabetes o tensión alta, debería hacerse revisiones con más frecuencia. Ocurre lo mismo si desempeña un trabajo visualmente exigente, si ha tenido lesiones oculares previas o si se ha sometido a alguna cirugía ocular. 

La comodidad lo es todo

Independientemente de la situación, como conducir, hacer deporte, llevar una vida digital, estar en interiores, soportar la lluvia o la luz solar; se merece siempre disfrutar de la mejor experiencia visual y con total comodidad.

Lentes para unos ojos más sanos

Las lentes adecuadas protegerán sus ojos y conseguirán que vea y se sienta mejor. Despídase de los dolores de cabeza, los mareos y las pupilas irritadas. Deje que sus lentes mejoren su estilo de vida.